¡Qué importante es tener la asesoría adecuada para postular por Express Entry!

Comment is Closed

Desde enero del 2015, cuando se implementó el nuevo sistema de selección de candidatos para migrar a Canadá mediante la clase económica, llamado EXPRESS ENTRY, se tuvo la idea de que este proceso iba a ser más expedito y que todos podían hacer el trámite de inmigración por sí solos ya que aparecía como un proceso simple y fácil.

Consideramos por el contrario, que el proceso tiene muchos detalles a tomar en cuenta, y factores que se deben evaluar.

Si no tienes los puntos necesarios para postular, te preguntarás ¿qué puedes hacer para subirlo? La respuesta no es única ya que se debe analizar cada perfil independientemente. ¿Factores “modificables” que pueden ayudar? Nivel de dominio en inglés o francés; estudios en Canadá; experiencia de trabajo en las ocupaciones adecuadas.

Existen por supuesto factores que a veces no tomamos en cuenta, pero que inciden directamente en nuestro perfil, como lo es la edad. Al planificar nuestra postulación debemos tomar en cuenta que seguiremos acumulando años, lo cual incide negativamente en la puntuación.

En otros casos, ha habido quienes han estudiado en Canadá y creían que debían trabajar también dos años, pero cuando estudiamos el perfil completo, llegan al puntaje necesario sin necesidad de trabajar, por lo que pueden iniciar el trámite de inmediato.

DLI – designated learning institutions. En Canadá hay dos tipos de instituciones que son designadas por el gobierno que pueden traer estudiantes internacionales: las instituciones privadas y las instituciones públicas. Esto nos indica que son instituciones fidedignas y que el gobierno las ha investigado y los estudiantes no se encontrarán con sorpresas al llegar a Canadá.

Pero hay que tener en cuenta que los beneficios como el OWP – open work permit, son sólo posibles si la escuela elegida por el estudiante es una escuela pública, que es la que recibe fondos del gobierno. Escuelas privadas hay muy pocas entre las cuales los estudiantes pueden trabajar y obtener un permiso de trabajo post graduado.

Los estudiantes internacionales en las DLI, pueden trabajar mientras estudian, y pueden obtener una oferta de trabajo post graduado. Sus parejas pueden trabajar a tiempo completo durante el periodo que el estudiante está en la escuela, así como obtener un permiso de trabajo abierto dependiendo del tipo de trabajo, y del nivel de trabajo que obtenga el estudiante internacional después de haber culminado sus estudios.

El número de estudiantes internacionales que se encuentran en Canadá en los últimos años es de casi medio millón, y la estimación de los beneficios que ellos traen a la economía canadiense es estimada en 15 billones de dólares anuales.

No es recomendable que las personas hagan su proceso sin asesoría, porque cualquier error es una cuestión de conocimientos de los reglamentos, de práctica y de experiencia que puede costarle todo su proyecto canadiense.

El profesional migratorio es quien hace la evaluación y presenta diversos escenarios del caso para lograr la asesoría adecuada para el postulante.

¿ESTUDIAR CON MIRAS A OBTENER LA RESIDENCIA?

Si te gradúas en Canadá debes necesariamente trabajar en alguna ocupación de las calificadas como para poder hacer el trámite de la residencia permanente. De lo contrario, esta vía no estará abierta para ti.

En algunos casos, cuando se estudia el perfil, resulta que con los estudios y la experiencia de trabajo que traes desde tu país de origen, más los años de estudio aquí en Canadá, puede que logres el puntaje necesario para el programa de trabajadores calificados como también para el sistema de procesamiento Express Entry.

Lo que nos hace resaltar otros factores de suma importancia: elegir la escuela correcta, estudiar y trabajar el tiempo correcto, pero no debemos olvidar que la experiencia de trabajo en Canadá, si la necesitamos, tiene que ser dentro de una de las ocupaciones correctas, porque si no es así, el tiempo trabajado en Canadá no cuenta para calificarte en algún proceso por la obtención de la residencia permanente.

Sylvia Bselis

sbselis@vivaencanada.com

FacebookTwitterGoogle+Compartir