“Siempre nos demostraron su honestidad, ya que nunca nos ofrecieron algo que no pudieran cumplir”

Comment is Closed

Hace más de 12 años atrás no teníamos intenciones de inmigrar, como muchos otros venezolanos no cruzaba por nuestras mentes esa posibilidad, sobre todo cuando ya estábamos en un etapa en nuestras vidas donde nos sentíamos realizados como profesionales y socialmente ya estábamos establecidos. Pero hubo que considerar opciones en vista del panorama político y de falta de seguridad del país, y fue así como conocimos de Viva en Canadá y a Sylvia Bselis en una conferencia en Caracas.

Con muchas dudas y preguntas nos entrevistamos con Sylvia, quien aclaró todas estas dudas. Fue así como en familia tomamos la decisión de salir de Venezuela. A partir del momento que contratamos los servicios de Viva en Canadá, nos brindaron el apoyo absoluto. Hubo mucho que hacer, actualizar documentos, traducir documentos, títulos, papeles iban y venían y gracias a ese apoyo y orientación que nos brindaron pudimos culminar la entrega a tiempo y sin errores.

Es importante resaltar que la información que nos suministró Sylvia acerca de los tiempos de espera y de la documentación requerida fueron reales y precisos. En nuestro caso, antes del tiempo indicado fuimos contactados por el Gobierno de Canada para informarnos que nuestra solicitud había sido aprobada y qué teníamos que hacer para completar el proceso de inmigración. Adicionalmente, recibimos por parte de Sylvia información muy importante relacionada con la inserción y adaptación a la vida en Canadá. Nos comentó más acerca de la cultura y modo de vida, que áreas de la ciudad de Toronto eran más adecuadas para nuestra llegada, tomando en cuenta el impacto que produce un cambio de vida de esta magnitud.

Hace ya casi 10 años que estamos viviendo en Toronto, ya somos ciudadanos canadienses, ya los hijos están establecidos, se hicieron profesionales, trabajan y son independientes, ya tenemos nietos, y aún nosotros estamos trabajando. Fueron años difíciles, pero al final te das cuenta que hay oportunidades, que puedes vivir con calidad de vida y sientes que como ser humano te puedes desarrollar.

Agradecemos muchísimo a la gente de Viva en Canadá y, en especial a Sylvia, porque aún a la fecha seguimos en contacto y cuando queremos un poco de orientación ella siempre nos responde amablemente. ¡Mil gracias por todo!

FacebookTwitterGoogle+Compartir